O nome a reter é o de Nacho Serrano, bodyboarder e fotógrafo radicado em plena cidade de Barcelona. Aparentemente, segundo nos contou, apesar de inconsistência das ondulações, a cena do bodyboard por Barcelona e pelo Mar Mediterrâneo é bem mais ativa do que nós imaginávamos. De Barcelona a Itália, passando pela Grécia e outras ilhas deste velho mar europeu, a ação multiplica-se a um ritmo estonteante em vários recantos da costa.

A comunidade bodyboarder da região é reduzida, porém motivada e apaixonada. Viaja muito e quase sempre podemos encontrá-la nos melhores spots, sempre com um sorriso de orelha a orelha. Quando questionados de onde vêm, a resposta que nos dão, com muito orgulho, é só uma: do Mediterrâneo!

Riders nas imagens: Carles Jiménez, Lluis Pascual, Alex Gomes, Jas Serra e Nacho Serrano.

ES // Apasionados, motivados, exploradores, pioneros y a pesar de todas las decepciones que nos brinda el Mediterráneo felices. Así es como describiría la escena bodyboarder de este viejo mar. No tenemos la constancia del oceáno, pero cada swell, bueno o malo es recibido como una fiesta, cosa que no suele pasar en el resto del planeta, donde un buen día de olas es lo más normal del mundo y si se repite durante mucho tiempo…  deja de ser algo excepcional para ser lo “normal“,  todo lo contrario que nos pasa a nosotros, nos da igual que las olas sean de un metro, medio o tres, porque lo que nos importa es pasarlo bien, surfear con los amigos, motivarse y mejorar.

Hablamos de una costa con un gran potencial y olas verdaderamente world class, slabs, wedges, pointbreaks, beachbreaks de escandalo e infinidad de olas por descubrir…. pero no surfearas todos los días que quieras, la constancia de los swells es como una lotería puede ser que aciertes o que lo pierdas todo, no puedes relajarte ni pensar que si no surfeas hoy, lo podrias hacer mañana, porque si hay algo que sabemos muy bien la gente del mar del este, es que cada sesión podría ser el último durante un buen periodo de tiempo…. como cosa positiva es imposible que te aburras de surfear, ya que nunca tienes suficiente.

¿Pero que es lo que hace de este pequeño rincón un lugar especial? Pues bien, se basa en unos cuantas cosas a tener en cuenta:

– No hay mareas, si, si, como mucho el nivel del agua no baja más de 30cm. Eso hace que puedas surfear un spot en condiciones perfectas todo el día, hablamos es de sesiones de 3, 4, 5, o 8 horas… realmente agotador en alguna ocasión;

– La costa es tan extensa que cada año acabas descubriendo nuevos spots, sentirse explorador es aun posible en algunos rincones de este mar. Imagina ser el primero en surfear una ola y ponerle nombre;

– Los swells van y vienen muy rápido, así que has de estar atento y no confiar del todo en las previsiones, puede que el día menos indicado sea el mejor. 

 La temporada de olas suele ser en otoño/invierno, aunque hay diversas zonas que reciben swell todos los meses del año, los meses más frios suelen ser los mejores. 

La comunidad bodyboarder es pequeña pero muy motivada, siempre viajando, mejorando y compitiendo a nivel nacional o internacional. No es difícil encontrarlos en los mejores spots del mundo, los reconocerás por su eterna sonrisa en el agua, apasionados y siempre dispuestos a surfear en todo tipo de condiciones ya que como saben los de aquí a veces cualquier baño, siempre es mejor que en tu casa… 

Si alguna vez hablas con ellos y les preguntas de donde son…. te responderán orgullosos: del Mediterráneo!


Texto & fotografia: Nacho Serrano | Website | Instagram

Mais sobre o Bodyboard em Barcelona aqui.

Comentários